novedades
Programa de Recuperación Productiva - Beneficios para PyMES
2016-10-20
El 18 de septiembre de 2016, mediante el Decreto 1101/2016, se reglamentó la Ley 27.264 que lanzó el Programa de Recuperación Productiva. Dicho programa apunta, específicamente, a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES), que son aquellas empresas que, dependiendo del sector donde se desempeñen, no superen el límite de ventas anuales en Pesos establecidos por la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa mediante la Resolución 11/2016.

El programa en cuestión establece un tratamiento impositivo especial para las MiPyMES que incluye, entre otros beneficios, (i) la exclusión del impuesto sobre la Ganancia Mínima Presunta a partir del ejercicio fiscal que inicia el 1 de enero de 2017; (ii) computar el 100% del monto abonado en concepto de Impuesto sobre los Créditos y Débitos Bancarios como pago a cuenta del impuesto a las ganancias para las micro y pequeñas empresas, el porcentaje para las empresas medianas será del 50%; y (iii) diferimiento del pago del Impuesto al Valor Agregado por 90 días para las micro y pequeñas empresas.

Asimismo, el Título III de la Ley 27.264 crea un Régimen de Fomento de Inversiones aplicable a las MiPyMES para aquellas inversiones productivas que se realicen por bienes de capital u obras de infraestructura. El régimen en cuestión tendrá una vigencia de 30 meses, desde el 1 de julio de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2018.

También se implementa un régimen de estabilidad fiscal mediante el cual, y durante la vigencia del Régimen de Fomento de Inversiones, las MiPyMES no podrán ver incrementada su carga tributaria total, considerada en forma separada en cada jurisdicción. Es importante remarcar que para la aplicación plena de este beneficio será necesaria la adhesión de las distintas provincias.

Los beneficios establecidos mediante el Régimen de Fomento de Inversiones caducarán, sin embargo, si la empresa beneficiaria redujera el nivel de empleo en un porcentaje mayor al 5% sin considerar las bajas por jubilación, renuncia o fallecimiento. También caducarán los beneficios si los bienes u obras que dieron origen al beneficio dejaran de integrar el patrimonio de la empresa, salvo el reemplazo del mismo en las condiciones establecidas por la normativa y que hubiere transcurrido al menos un tercio de su vida útil.

Adicionalmente, aquellas MiPyMES que realicen inversiones productivas conforme lo establecido en la normativa, tendrán derecho a computar una porción de la inversión realizada (10%) como pago a cuenta del impuesto a las ganancias, con ciertas limitaciones establecidas por la normativa.

Por último, las MiPyMES podrán solicitar que los créditos fiscales existentes en el Impuesto al Valor Agregado que hubieren sido originados en inversiones productivas conforme lo establecido por el Régimen de Fomento de Inversiones, sean convertidos en un bono de crédito fiscal intransferible que podrá ser utilizado, con ciertas limitaciones, para cancelar tributos nacionales.