novedades
Blanqueo (Ley 27.260)
2016-07-22
La Ley 27.260, publicada en el Boletín Oficial el 22 de Julio de 2016, dispuso un régimen de amnistía fiscal bajo ciertas condiciones, reguladas en la mentada ley, su decreto reglamentario 865/16 y la Resolución General de AFIP Nro. 3919/2016.

El régimen de Amnistía provee un perdón total de impuestos, intereses, multas fiscales y penas por el delito de evasión, asociados con los bienes que fueran tenidos en propiedad al 22 de Julio de 2016, y que sean exteriorizados bajo los términos de la Ley antes del 31 de marzo de 2016.

La Amnistía sólo se ofrece a residentes fiscales de la República Argentina, sean personas humanas o jurídicas.

Cualquier tipo de bien o activo puede ser incluido en la Amnistía. En el evento de que se exteriorice dinero en efectivo, existe la obligación de depositar la suma en una cuenta especial por hasta 180 días, sin perjuicio de ciertas excepciones existentes a la mencionada regla. Dicho depósito debe ser hecho hasta el día 31 de octubre de 2016. Luego de dicha fecha no se admitirán más exteriorizaciones de dinero en efectivo.

En el caso de cuentas bancarias o activos financieros existentes en el extranjero, no existe obligación de traerlos al país y depositarlos en instituciones domésticas. Pueden permanecer en el extranjero luego de haber sido exteriorizados.

Cuando se exteriorizan activos valuados en más de $305.000, la amnistía tiene un costo equivalente a (i) 5% del valor de los activos exteriorizados, en la medida en que no exceda de $800.000 y, por sobre dicho importe, (ii) 10% del valor de mercado de los activos (no inmuebles) exteriorizados hasta el 31 de diciembre de 2016, y (iii) 15% del mencionado valor si la exteriorización se ejecuta luego de dicha fecha. La exteriorización de bienes inmuebles tiene un costo equivalente al 5% de su valor de mercado.

Asimismo, el régimen ofrece la adquisición de títulos públicos o la inversión en fideicomisos productivos como una alternativa para evitar el pago del mencionado costo. Las inversiones hechas con el mencionado propósito deberán ser mantenidas por quien utilice la Amnistía por un determinado número de años, dependiendo de la alternativa elegida.